¿Cómo usar una lavadora a presión estacionaria?

06/06/2024

Hidrolavadora Bonelly 6.5 HP (armado y uso)
Como todo el mundo sabe, la hidrolimpiadora es una herramienta indispensable para la limpieza de todos aquellos lugares y objetos donde la suciedad se acumula y es difícil de eliminar, como el jardín, el coche, la terraza, las herramientas de trabajo, etc... La hidrolimpiadora, aprovechando la potencia del chorro de agua, elimina la suciedad y garantiza una limpieza perfecta. Existen varios modelos de hidrolimpiadoras tanto para uso doméstico como profesional. Aquí nos centraremos en particular en los industriales fijos.

Qué es eso

Las hidrolimpiadoras industriales fijas, como la propia palabra lo indica, son sistemas de lavado fijos que se encuentran principalmente en los túneles de lavado. Se pueden colocar tanto en interior como en exterior y existen en el mercado tanto agua fría como agua caliente.

Las lavadoras a presión fija suelen tener zapatillas con pistones cerámicos y cabeza de latón el motor eléctrico con protección térmica, el manómetro de acero inoxidable acolchado con glicerina, el termostato, el regulador de presión, la tapa metálica de acero y el apagado automático temporizado.

En algunos modelos está el Sistema retardado de parada total y el filtro de agua inspeccionable; en otros, el depósito de detergente integrado, la válvula de derivación integrada contra daños por sobrepresión y un bastidor portante de acero galvanizado. En el mercado existen diferentes tipos de hidrolimpiadoras de presión fija, aquellas con quemador de aceite o gasque limpian con agua caliente y vapor, y los que no tienen quemador pero garantizan una alta temperatura de suministro de agua.

Todas las lavadoras a presión estacionarias tienen una estructura sólida y resistente y modernos e innovadores sistemas de seguridad. Dado que se pueden montar en la pared, no abarrotan y, por lo tanto, permiten un ahorro considerable de espacio. Además, algunos modelos están equipados con un interruptor magnetotérmico para proteger el motor que interviene en caso de absorción de corriente excesiva.

Cómo usar mejor una lavadora a presión estacionaria

El funcionamiento de una hidrolimpiadora fija es realmente muy sencillo, también apto para aquellos que nunca han usado una. Al comienzo del lavado, el operador suelta la lanza del soporte especial para lanzas, la conecta a la pistola y comienza a trabajar.

Sin embargo, para que lo disfrutes al máximo, queremos darte pequeños consejos y trucos lo que le ayudará a hacer que la máquina sea más eficiente. El primer consejo que queremos darte es que coloques el grupo de bombeo lo más lejos posible del agua, quizás fuera del lavadero, en un lugar seco. De esta forma asegurarás a tu sistema una mayor vida útil, ya que estará protegido de las inclemencias del tiempo y de las salpicaduras de agua que se crean durante el uso.

Cómo elegir el modelo adecuado

Para elegir el modelo que mejor se adapta a tus necesidades y no arrepentirte de la compra realizada, tendrás que tener en cuenta algunos factores. En primer lugar, consideramos la presencia de componentes de seguridadcomo protección de bajo nivel de aceite, válvulas de seguridad, dispositivo de bajo nivel de agua y dispositivo de bajo nivel de combustible porque protegen la máquina de la mejor manera posible.

También es importante que el modelo de hidrolimpiadora estacionaria que haya elegido tenga un filtro de agua grande y potente capaz de detener todas las impurezas del agua entrante para garantizar una vida más larga a los componentes de la bomba. También te aconsejamos que elijas aquellos modelos en los que el filtro de agua esté fabricado con material transparente para que sepa cuándo es el momento de cambiar el cartucho.
Finalmente, si compra una lavadora a presión fija con acumulador de gas asegúrese de que esto sea excelente porque resolverá dos problemas importantes para usted. En primer lugar, absorberá las vibraciones provocadas por el movimiento continuo de los pistones que son perjudiciales tanto para la bomba como para quienes utilizan la maquinaria. Entonces también absorberá el golpe de ariete que se genera cuando se cierra la pistola. Esto supondrá una prolongación de la vida útil de la bomba en un 15/20% y una mayor protección de la salud del usuario.

Un elemento que no debe faltar en una hidrolimpiadora fija es sin duda la derivación estándar lo que, según informan las estadísticas, provoca que los modelos que la tienen se rompan con menos frecuencia que los que no la tienen.

Útil también es la sistema INICIO FÁCIL que garantiza el arranque del motor en todas las condiciones y la parada automática en presencia de microfugas. Finalmente, le sugerimos que nunca subestime el peso de la maquinaria: una hidrolimpiadora de buena calidad siempre tiene un peso “importante”. Un accesorio muy útil, pero no imprescindible, es el contador de horas que se coloca en el cuadro y permite un correcto mantenimiento del sistema.

Las ventajas y cualidades

Al comprar una lavadora a presión fija, puede obtener muchas ventajas importantes:

  • Comodidad y practicidad. Las lavadoras a presión estacionarias siempre están listas para usar, en cualquier lugar y en cualquier momento, y son fácil de usar.
  • Potencia y eficiencia. Las lavadoras a presión estacionarias tienen motores potentes e indestructibles, pueden trabajar continuamente durante muchas horas al día sin parar y mantener alta la calidad de su desempeño.
  • Seguridad y fiabilidad. Las lavadoras a presión estacionarias son el resultado de innovación y tecnología, que garantizan un funcionamiento fiable y seguro del aparato. Además, se someten a numerosos procedimientos de prueba.
  • Durabilidad y resistencia. Los materiales utilizados para fabricar los componentes de la bomba y los dispositivos de seguridad que transportan el agua son acero inoxidable o latón especial estos garantizan la ausencia de corrosión y una larga vida útil del aparato.

Otras ventajas importantes son que, al ser máquinas rápidas y fáciles de instalar, las lavadoras a presión estacionarias tienen costes reducidos y cumplen con las normas de higiene obligatorias.

Precios

Las lavadoras a presión fija están disponibles en el mercado a varios precios, para satisfacer las necesidades y los recursos financieros de todos. Con menos de 400 € es posible adquirir una hidrolimpiadora semiprofesional con una presión de 150 bar y un caudal de 510 l/h, y con un modo de uso dual, ya sea de pared o portátil. Con 500 € puede encontrar en el mercado hidrolimpiadoras semiprofesionales de presión fija con motor eléctrico y numerosos accesorios suministrados; también de pared o portátil, gracias a las asas que facilitan su desplazamiento.

Si por el contrario tienes un presupuesto más elevado y necesitas una limpieza muy profesional, puedes comprar hidrolimpiadoras fijas de agua fría que cuestan de 700€ a 900€que tienen un motor de 4 polos a 1400 rpm protegido por pintura y el modo de uso dual, en la pared o en el suelo.

Ranking de los Mejores Productos

Hidrolavadora Bonelly 6.5 HP (armado y uso)

Te presentamos la potente hidrolavadora Bonelly de 6.5 HP. Compacta, de fácil uso, potente trabajo y rendimiento, te enseñemos ...

Subir

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación, si continua en navegando consideramos que acepta su uso.